CEDRIA en el proyecto “Las Higueras”: 10 viviendas passivhaus en Barcelona

0

El Parque Natural de la Sierra de Collserola, principal pulmón verde de la ciudad de Barcelona, acoge un proyecto de Casas Pasivas (Passivehaus) o bioclimáticas cuya concepción permitirá a sus residentes vivir en plena armonía con la naturaleza circundante, con un consumo energético mínimo y un confort térmico máximo por su diseño arquitectónico y los materiales utilizados en su construcción.

El proyecto urbanístico, cuya primera vivienda de las diez previstas para 2019 es ya una realidad, ha sido desarrollado bajo los criterios de la arquitectura bioclimática optimizando su adaptación al entorno y al clima, minimizando los efectos del mismo. Esto permite reducir al mínimo los consumos de energía logrando el máximo confort térmico. La casa está construida con madera de Alerce y los porches, suelos y barandillas con madera Douglas. La madera es la gran protagonista de esta construcción, que cuenta con el sello Passivhaus. Para su protección y acabado, la madera ha sido lasurada con CEDRIA PACÍFICO, un lasur al agua respetuoso con el medio ambiente y que aporta a la madera un atractivo acabado vintage efecto “paso del tiempo” característico de las maderas expuestas a la climatología propia del Pacífico.
“Las Higueras”, nombre de esta primera Casa Pasiva, es un loft con una superficie de 45 metros cuadrados, un porche de 15 metros cuadrados y plaza de parking. Ocupa una parcela de 270 metros cuadrados, con árboles frutales y huerto con sistema de riego por goteo. Con un diseño minimalista, elegante y muy cuidado, la vivienda es ideal para personas sensibilizadas con la protección del medio ambiente, que apuestan por la sostenibilidad y quieran disfrutar de un estilo de vida vinculado a la naturaleza y a los hábitos saludables.

El certificado Passivhaus
Las “casas pasivas” (Passivhaus) se caracterizan por un nivel especialmente alto de confort térmico con un consumo mínimo de energía. Las necesidades de consumo energético para la ventilación y calefacción no exceden los 15kWh/m² anuales. Esta cifra es más de 10 veces inferior al consumo de edificios construidos bajo criterios convencionales.
Para obtener la certificación Passivhaus el total de las necesidades energéticas, incluyendo la calefacción, ventilación, aire acondicionado, producción de agua caliente sanitaria, iluminación y electrodomésticos no deben ser superiores a los 120kWh/m².
La certificación o sello Passivhaus se otorga a las construcciones que cumplen los requisitos establecidos por el estándar del Passive House Institut. Los técnicos Passivhaus son los encargados de verificar, durante la fase de proyecto y de obra, que se cumplen los requisitos establecidos.

Compartir.

Comentarios están cerrados.