La madera sustituye al ladrillo en la construcción de viviendas

0

Las nuevas viviendas devuelven el protagonismo a la madera, en detrimento del ladrillo y otros materiales constructivos. La industria maderera y afín ha dado respuestas eficientes y contrastadas a la idea de fragilidad o al miedo al fuego. Además, como material ecológico, sostenible y comparativamente más económico la madera encuentra pocos rivales.
En poco más de un año se han levantado varias viviendas plurifamiliares en Barcelona y su área metropolitana, y ahora se suman media docena de proyectos de obra pública.
Paralelamente, crece la construcción de las denominadas casas pasivas en toda Europa, y también en España. Una casa pasiva o casa solar pasiva es un tipo de vivienda en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional. Son casas con un consumo energético muy bajo y que ofrecen durante todo el año una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional. En ellas, el papel de la madera como material constructivo es fundamental.
Además de los aspectos relacionados con los temas de sostenibilidad, medioambiente y ecología, han sido el confort, calidez y belleza que ofrece la madera la que han animado a arquitectos, promotores, constructores y propietarios a apostar por este retomado estilo constructivo.
Pero este auge no sería posible sin los nuevos tratamientos preventivos de seguridad ante el fuego que se aplican a la madera, como la pintura intumescente CEDRIA B15 al agua, ni tampoco sin la garantía de unos ciclos de prolongados de mantenimiento, protección y acabado. Productos innovadores de última tecnología y respetuosos con el medio ambiente como los fabricados por CEDRIA garantizan seguridad ante el fuego y una vida larga y bella a las maderas de las nuevas viviendas.
Lectura recomendada: ALBURA Nº3: Protección de bienes y personas contra el fuego

Compartir.

Comentarios están cerrados.