Barniz ignífugo para proteger del fuego a la madera

0

Una de las opciones más eficaces e innovadoras es con CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88, un producto formulado para proteger y salvaguardar a personas y bienes de la acción de las llamas. Con certificación EUROCLASES, este producto es apto como recubrimiento de maderas interiores y exteriores que precisen de un comportamiento ignífugo, en especial zonas de evacuación y cubiertas exteriores, así como frisos, revestimientos, tarimas, pavimentos de madera, vigas y techos.

CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88 es incoloro, transparente, acabado satinado y de base acuosa. Contiene una mezcla sinérgica de aditivos ignifugantes. La formulación ha dado como resultado la certificación con la máxima clasificación posible en baja emisión de humos.
No es otra que la clasificación Bs1d0 según sistema de EUROCLASES para la aplicación como recubrimiento de paredes y techo. Por otro lado dispone de la clasificación BFLs1 para la aplicación como recubrimiento de suelos según la Norma Europea UNE-EN-13501-1.
Asimismo, ofrece clasificación BROOF(t1) según sistema de EUROCLASES para la aplicación como recubrimiento de cubiertas exteriores según la Norma Europea UNE-EN-13501-5.

Porche exterior tratado con el CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88. El acabado que se consigue respeta el aspecto de la madera mientras aumenta la seguridad.

Porche exterior tratado con el CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88. El acabado que se consigue respeta el aspecto de la madera mientras aumenta la seguridad.

¿Cuáles son las características destacadas del barniz ignífugo?

CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88, además de ofrecer una excelente dureza y resistencia al roce y la abrasión, no amarillea y su tecnología al agua lo hace respetuoso con el medio ambiente.
CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-88 forma parte de la Línea Profesional Fuego de CEDRIA, compuesta también por CEDRIA BARNIZ IGNÍFUGO B-77, un tratamiento al agua para barnizar toda clase de maderas en interiores, y CEDRIA PINTURA INTUMESCENTE B-15, una pintura blanca intumescente al agua que bajo la acción del calor o de la llama desarrolla una espuma aislante y protectora de baja conductividad térmica que aísla al soporte de la transmisión térmica y de la acción destructiva del fuego, evitando la formación de humos tóxicos y nocivos.

Más información sobre “Protección de bienes y personas contra el fuego.”

Compartir.

Comentarios están cerrados.